Restaurante Cap e Fierr

Ischia representa en el imaginario colectivo una isla de verde bienestar. Emergiendo del mar para alzarse como una isla en el Mediterráneo, cuenta a sus habitantes una historia centenaria, construida sobre las tradiciones y costumbres de pueblos que, a lo largo de los siglos, han caracterizado no sólo su fisonomía, sino también su producción agrícola y enológica. Cuna de la Biancolella, hogar del conejo de foso, la isla está rodeada de un buen y profundo mar y protegida por elementos únicos, como la Poseidonia, que ya se extiende a los pies del castillo aragonés, por ejemplo.

Y es en esta increíble mezcla de experiencias y posibilidades donde nació el restaurante Cap’e Fierr. En plena playa de San Pedro, Vincenzo y Yessi prometen novedades vertiginosas enriquecidas con un fuerte sentido de la tradición y un encanto exótico. Una cocina que se encuentra con la pesca local y se materializa en platos estudiados hasta el más mínimo detalle. La materia prima respeta la estacionalidad de los productos locales y profundiza en la relación entre el hombre y la naturaleza, entre la tierra y el mar. Una experiencia a tener en cuenta si se buscan platos refinados pero bien articulados, explicados en su construcción, capaces de satisfacer las necesidades de paladares finos y hambrientos, verdaderos conocedores del mar y buscadores de sabrosas historias.

En Cap’E Fierr, la cocina es un asunto de familia, una realidad transmitida como una receta, que se transforma con el tiempo sin perder nunca el gusto por la originalidad. Platos del mar y de la tierra, con una interesante y variada carta de vinos y una selección natural que sanciona una elección precisa, la de hablar de materias primas de calidad, sostenibles y en parte olvidadas. El protagonista de la mesa se convierte así en el amor por la propia tierra, pero también por los comensales: no sólo clientes, sino huéspedes bienvenidos cada día para comer y cenar, con dos propuestas diferentes. De día, menús marineros, almuerzos ligeros y siempre frescos; de noche, al caer el sol, un derroche de cocina de fusión y experimental, con menús de experiencias diferentes.