Biblioteca Antoniana

La biblioteca municipal Antoniana está ubicada en un antiguo convento franciscano. Según algunos testimonios autorizados, el lugar donde se alberga (el antiguo convento de Santa Maria delle Grazie) parece ser el convento más antiguo de Campania y la primitiva “Terra di Lavoro“.

Los historiadores coinciden en la fundación del convento en 1225, cuando San Francisco aún vivía. El antiguo monasterio fue completamente invadido por el flujo de lava de la última erupción volcánica, ocurrida en la isla de Ischia en enero de 1302. Después, los conventuales volvieron a la isla y ese antiguo núcleo se desarrolló con el tiempo, con una gran expansión en 1715. El ala más antigua del convento alberga actualmente la Biblioteca Municipal Antoniana.
La presencia de algunos manuscritos homiléticos de finales del siglo XIX en el patrimonio documental atestigua la presencia de la antigua Orden de las Clarisas en el monasterio tras la expulsión de la orden conventual en 1809 a raíz de la supresión de las órdenes religiosas. Los cuatro siglos de historia de la antigua orden, fundada por Beatrice della Quadra en la isla de Ischia en 1575 y extinguida en 1911, están “impresos” en uno de los manuscritos más significativos de la biblioteca de Ischia: el precioso Diario delle Clarisse.

Historia del desarrollo de la Biblioteca Antoniana

En la actualidad, la Biblioteca Antoniana ha iniciado la digitalización de su patrimonio documental, empezando por la colección de manuscritos y libros impresos antiguos y raros. Se incorporaron a la biblioteca las colecciones privadas de los profesores Eduardo Malagoli, Giuseppe Gallo y Giuseppe Iacono, así como el fondo documental del “sacerdote-arqueólogo” Don Pietro Monti.
Este lugar también está embellecido por varias obras de arte, entre las que destacan dos óleos: Diva Vittoria Colonna, de Jules Joseph Lefebvre, y el retrato del obispo Onofrio Buonocore, de Artur Pan.

La biblioteca, con acceso gratuito a Internet, dispone de salas para leer, estudiar y consultar materiales individualmente o en grupo. Guías expertos realizaron visitas gratuitas. La Antoniana también ofrece servicios de lectura pública, tanto para el estudio y la investigación independientes como para la consulta, la entrega de documentos y la asesoría bibliográfica presencial y a distancia, y un servicio de préstamo, previa inscripción, de materiales textuales y multimedia.

La Biblioteca Antoniana se puede vivir a través de diferentes experiencias para todas las edades

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *